Entrada destacada

GEMA SIGILAR DEL TESORO DE GUARRAZAR

viernes, 21 de diciembre de 2012

LAS BEBIDAS GASEOSAS EN GUADAMUR. ALEJO NAVALMORAL.

Alejo Navalmoral, con su carro de reparto de gaseosas, sifones y vinos, año 1974. A la grupa el niño Jesús Morales Agudo.


Recuerdos de la devolución del casco, de los primeros hielos dela nevera , de las botellas a enfriar en el pozo, de las barras de hielo........


video
Desde muy antiguo, el hombre ha apagado la sed, sobre todo, en los  calurosos días de verano, con bebidas refrescantes que tenían como fuente de frescor la  nieve . Frecuentes eran los pozos de nieve, en los montes, en donde se almacenaba  la nieve apisonándola y fabricando con ello  hielo, que se conservaba entre paja hasta el verano, y que se utilizaba entonces  para enfriar bebidas como, el agua  de limón, de canela, de jazmín, de anís   y la sangría y la limonada de vino. Tuvieron algo que ver, al menos en nuestra provincia, con estos pozos de nieve los monasterios, ya que los dos pozos  que conocemos están próximos a monasterios como el de El Pielago en el Real de San Vicente y el de San Pablo de Los Montes. Recientemente, nuestro buen amigo, el arqueólogo Juan Manuel Rojas ha escavado un pozo de nieve en nuestra capital, que pudo servir de nevero final, de los hielos que viniesen de los pozos de la Sierra de San Vicente y de los Montes de Toledo, para su consumo en la capital.      
Las primeras bebidas refrescantes que incorporan el gas fueron los sifones, que se elaboraban en farmacias. En sus orígenes se utilizaban para mejorar pequeñas afecciones estomacales pero su consumo se extendió por su buen sabor y su capacidad refrescante para saciar la sed.





Anyos Jedlik un monje benedictino Húngaro, en 1823,   inventó el procedimiento para fabricar industrialmente agua carbonatada o soda constyruyendo la primera fabrica  de este agua carbonatada en Budapest, Hungría. Utilizandose desde entonces para combinar con el vino y  y distintos jarabes de frutas.

Desde entonces, El agua carbonatada  se realiza haciendo pasar dióxido de carbono presurizado a través del agua, la presión amuenta la solubilidad lo que facilita mayor entrada de diosido de carbono. Cuando se abre la botella , la presión es liberada, permitiendo sque salga el agua  con el gas. 








Durante  siglo y medio  , el sifón, agua de selz  , como también se le llamó  , fue bebida muy corriente, que acompañaba al vino  y en los bares al Vermut. Posteriormente apareció la gaseosa, que vino a desplazar algo al   sifón. Pero quién dio la estocada a estas bebidas, fueron dos bebidas de origen norteamericano, como la Pepsicola y la Coca Cola, menos saludables que las dos anteriores, pero cuyo marketing  y su fuerte implantación desplazo  a estas bebidas .





 
 El consumo de Pepsi y Coca Cola hizo que desapareciesen de España, prácticamente los 5000 fabricantes de estas  aguas carbonatadas,  que había en España , a mediados del siglo XX, fabricantes que distribuían sus bebidas la mayoría a nivel local, algunos a nivel provincial y solamente La Casera y la Revoltosa que  lo hacían a nivel nacional. Importante era la Fabrica de la Casera que había en Toledo en la Avenida del General Villalba, que ahora creo existe en el Poligono Industrial.







En los años 50 había más de 5.000 fabricantes de bebidas gaseosas en el país, que distribuían sus productos por su provincia.La gaseosa se diferencia del sifon, en que el agua no es envasada a porsión y el gas se lo da el bicarbonato sódico que se le añade . Durante est época , la composición de la gaseosa estaba reglada por ley y mpnopolizada por la empresa catalana Morato y compañía que mandaba a lo sfabricantes los bloques de sacaranina para fabricar haseosa , pastillas que estaban compuestas por 10 gramos de sacarina pura, 4,8 de bicarbonato sodido y 0,2 gramos de escipiente.
"las gaseosas son refrescos 'light'" al contener "prácticamente cero calorías", si bien tras la Guerra Civil española era obligatorio por ley que llevaran azúcar con el fin de "aportar energía a los españoles".




A mediados del siglo pasado, se comenzó a embotellar el vino común o de mesa, en botellas como esta de un litro y su distribución y venta la hacían también venderores  cllejeros como Alejo.

 
 GASEOSA  LA BARRASINA , DE MOCEJON